Un vulgarismo en la jerga infantil anglosajona se convierte en un canal imprescindible de comunicación de marketing para las empresas del sector

El fenómeno no es reciente, hace 20 años ya era popular esta jerga entre la juventud norteamericana. Según las normas gramaticales del idioma Inglés americano, el sonido del plural “s” depende del sonido del fonema que le antecede. Las reglas fonéticas son las siguientes:

  1. Si la palabra termina en una consonante sorda /f/, /k/, /p/, /t/, /th/; el plural “s” se pronuncia /s/, es decir, una s sorda.
  2. Si la palabra termina en una consonante sonora tal que /b/, /d/, /g/, /l/, /m/, /n/, /ng/, /r/ o con una vocal /a/, /e/, /i/, /o/, /u/; entonces el plural “s” se pronuncia como /z/, es decir, una s sonora nasal similar a la onomatopeya que se utiliza para simular el zumbido de una abeja.

Al corresponder el fonema /z/ con la última letra del alfabeto, “z”, se inició una jerga en los círculos juveniles, que empezaron a escribir informalmente y con éxito todos los plurales acabándolos en “z”. Como sucede con toda moda juvenil, ésta se difunde rápidamente en los ambientes infantiles, donde se usa con mucha profusión.

kidz

Sigue leyendo

Anuncios