Bajar el deficit público, pero sin comprometer el crecimiento

Frase traida y llevada en los últimos meses por el presidente del gobierno y su entorno. Esta es la típica retórica política para no pisar ningún callo y que todo sea bonito y positivo…. aunque sea a costa de la verdad.

¿Cómo se puede bajar el importe de gastos del estado sin coprometer el crecimiento de una economía en crisis? Pues sencillamente no se puede, al menos en el corto plazo. Vayamos a lo obvio, el dinero de los presupuestos del estado, como el de cualquier agente privado, cuando se gasta se produce una transacción a cambio de algún producto o servicio, ya que de otra manera estarían regalando el dinero y no creo que eso ocurra.

Detrás de ese producto o servicio hay una empresa que lo genera, que recibe su precio y que registra su beneficio en su balance. Si agregamos los ingresos anuales de todas las empresas y empresarios del país y los comparamos con el resultado de la misma operación hecha el año anterior, obtendremos un número, que si es positivo significa que ha habido crecimiento, y si es negativo, pues que ha habido decrecimiento.

Si en entorno de crisis,  es decir, un ambiente en el que las empresas dificilmente pueden compensar sus pérdidas de ventas con clientes nuevos, el estado da un tijeretazo a su gasto, muchas de las empresas destinatarias de ese gasto verán reducido su volumen de ventas y no podrán compensarlo, al menos a corto. Y estamos hablando de cantidades multimillonarias.

Si alguien me dice que no todo el gasto del estado va a parar al consumo de productos y servicios, que también hay sueldos y subvenciones, le diré que por la vía de los sueldos de los funcionarios o por el de las subvenciones se llega al mismo sitio, pues al final es un detrimento de la renta de estos agentes que se traducirá en un menor consumo, que irá a parar a las cuentas de resultados de las empresas.

Por tanto, una disminución del gasto público sí compromete el crecimiento, y mientras más grande sea el recorte más compromete al crecimiento a corto plazo.

Harina de otro costal es si es necesario acometer este ajuste en las cuentas del estado aunque sea a costa de comprometer el crecimiento. Rotundamente sí, de todas todas, porque el crecimiento que se genera con sobregasto del estado no es crecimiento sano, sino a costa de endeudamiento. Pero esto es otra historia que deberá ser contada en otra ocasión.

Anuncios