¿Tienes Identificados y Controlados a tus Competidores?

Es un hecho comunmente aceptado el que la empresa debe poner toda su atención en el consumidor. El cliente es lo primero, sí, pero la obsesión por este enfoque hace que muchas veces las empresas pierdan de vista a sus competidores, lo que no debe ocurrir en ningún caso, pues se pueden producir cambios en la tecnología o en los gustos de las tendencias que las expulsen del mercado antes de que éstas puedan reaccionar. Dos son los problemas que se pueden diagnosticar grosso modo en este capítulo:

1. Las empresas prestan atención a los competidores cercanos pero ignoran la existencia o presencia de competidores más alejados y de tecnologías sustitutivas. Muchas creen que Sigue leyendo