Adiós, Europa, Adiós

Hoy me he acordado del célebre discurso de Steve Jobs en Stanford. Concretamente de su primera historia, la de conectar los puntos. Ciertamente, comentaba Steve Jobs que hay que perseguir aquello que se ama. En el futuro se podrán conectar esos  puntos o hechos del pasado de una manera coherente, haciendo que cobren sentido de forma exitosa.

La decadencia romana (Louvre 1847)

La decadencia romana (Louvre 1847)

Leyendo las declaraciones de ayer de Barroso se me vinieron a la mente otras dos cuestiones ya tratadas con amigos hace tiempo, y que como los puntos de Jobs, parecen apuntar, esta vez a un siniestro futuro en Europa si no le ponemos remedio.

Dice el Presidente de la Comunidad Europea Durao Barroso que Europa ha perdido dos billones de euros en crecimiento desde que comenzó la crisis (2007-2011). Esto Sigue leyendo

Anuncios

“Es la economía, idiota”

Con esta frase, “It’s the economy, stupid”, referida a Bush padre, ganó Bill Clinton las elecciones de 1992. Parecía imposible que un recién llegado pudiera derrotar a todo un presidente recién salido victorioso de una guerra. Pero el hecho es que USA había entrado en recesión y Clinton supo aprovechar esa marea de fondo para tocar la fibra sensible del americano medio, alejado, por edad, ya de la guerra mundial y más preocupado por su devenir económico.

Es la Inflación, idiotas

Es la Inflación, idiotas

Hoy nos desayunamos con el siguiente titular en ElConfidencial: “Nuevo calentón de las materias primas ante la debilidad del dólar”. No es una cancioncilla nueva y tampoco dejaremos de verla y oirla en el futuro. Leyendo este titular o algunos similares que salen periódicamente, podemos hacernos idea de cierta verdad, pero no de toda la verdad. Que manía con que las materias primas no paran de subir. Algunos inversores incluso dicen que se trata del nuevo sector refugio.

Pero la senda ascendente de las materias primas no es sino un efecto. ¿Por qué suben las materias primas?…. Sigue leyendo

Subida de tipos: El Bueno, El Feo y El Malo

Bueno, ya están aquí. Se veía venir. Los países que hace 3 y 4 años se pusieron manos a la obra y acometieron reformas están hoy empezando a despuntar otra vez, entre ellos Alemania, que crece a un increible 4%. Con esas tasas de crecimiento empieza a imponerse una senda alcista de tipos (por estar en mínimos), que aunque a corto no sea muy agresiva, va a ser una realidad en los próximos meses. Pero esto es una historia que deberá ser contada en otra ocasión.

Tipos de Interés

Subida de Tipos de Interés

El caso es que tenemos al personal revolucionado en España. Los hay que dicen que la subida será nefasta, los hay que dicen que será benficiosa para nuestra economía, y los hay medio pensionistas.

Probablemente todos tengan razón y no la tenga ninguno. Aquí no hay medidas feas, buenas ni malas, hay inversores feos, buenos y malos, y según el rol que crea que tenga cada uno en esta escopeta nacional, así le irá la feria.

En la coyuntura actual la subida de tipos se hace necesaria Sigue leyendo

Y Pepe se fue a Alemania

Hola a todos, hoy nos desayunamos con el siguiente titular

Ingenieros, arquitectos y técnicos esperan la oferta de Alemania para emigrar (la economía alemana necesita entre 500.000 y 800.000 empleados cualificados)

No, no hemos viajado en el tiempo. Aunque parezca alucinante, estamos hablando de la España del siglo XXI, un país que creíamos ya alejado de dictaduras rancias, boinas de rosca y maletas de cuero atadas con guita. Parece increible que en poco más de dos años Alemania haya digerido la crisis y esté creciendo ya al 3%. Dicen que necesitan entre medio millón y tres cuartos de millón de personal cualificado. ¿Cómo lo han conseguido? Eso es una historia que deberá ser contada en otra ocasión.

pepe

La reflexión de hoy navegará por las implicaciones que para España supone volver a los años sesenta. Parece que no hemos aprendido nada en 50 años, porque el hecho de que miles de ingenieros partan para Alemania en 2011 es muchísimo más grave que la emigración de mano de obra barata que tuvo lugar en los años sesenta.

En aquella década la industria alemana estaba importando mano de obra barata, lo que hablando en términos de cadena de valor de su economía significaba importar “costes de producción baratos”. Se trataba cláramente de un fenómeno de in-shoring. Hoy en día se siguen haciendo estos tipos de optimizaciones de costes en la cadena de valor de las economías occidentales, pero con el fenómeno más común del off-shoring, vulgo deslocalización. Es decir, las fábricas se trasladan a países con mano de obra barata (China, India, Brasil, Tailandia, Vietnam) en vez de trasladar a los obreros al país matriz de las compañías.

Hoy, lo que Alemania está pidiendo no es optimización de costes de producción, ya que la industria está deslocalizada. Están pidiendo Sigue leyendo

Eurobonos: vuelve a sonar el río

Ya adelantamos en las entradas de 19 de mayo y 20 de mayo pasado que el esquema actual de la moneda única es insostenible mientras existan tantos sistemas fiscales soberanos como países tiene el euro. En estos últimos días de tensiones en los mercados y de falta de confianza en la solvencia de algunos países nos hemos despachado con varios titulares significativos:

Los Líderes de la UE discuten la creación de un Tesoro único europeo

El órdago de Trichet: crear los Estados Unidos de Europa y monetizar deuda

Euros

El pasado mes de mayo hablábamos de tres posibilidades:

1. Implosión si todo sigue igual, lo que está descartado porque esto no lo quiere nadie

2. Dos monedas para dos velocidades: algo que no descartaría Alemania si no fuera por el dineral que le deben países como Grecia o España. Si los países del sur + Irlanda + Bélgica tuvieran que adoptar un “euro débil” en contraposición a un “euro fuerte” para Alemania y Francia,  los primeros se verían abocados a una devaluación que haría imposible que pudieran devolver los créditos a sus acreedores (léase Alemania). Así que por ahora, tampoco es ésta una opción viable.

3. La armonización de Sigue leyendo