10 Recomendaciones para captar la atención del Público

¿Estás preparando una presentación, una conferencia o una reunión de negocios? A continuación se detallan una serie de recomendaciones que te ayudarán a identificar puntos clave, a desarrollar cursos de acción y a estructurar el contenido del mensaje para cosneguir que sea persuasivo.

Hay dos maneras de prestar atención: cabeza relajada, cabeza levantada. Cuando se presta atención con la cabeza levantada el que atiende está haciendo un esfuerzo para seguir la exposición. Es una práctica que se puede observar fácilemente cuando alguien tiene dificultades para oír lo que le dicen: tiende a levantar la cabeza. La posición relajada se da cuando el oyente ha conectado perfectamente con el exponente y no puede evitar prestar atención.

No en vano usamos en español la palabra “prestar” para denotar atención. El tiempo que se nos concede tiene para las personas un coste de oportunidad y solo lo inveritrá en nosotros si éste le sale rentable. Veamos algunas recomendaciones muy útiles para hablar en público:

1. Sorprende al empezar: Déjalos atónitos, estremécelos. Las presentaciones que captan el interés de la audiencia desde el primer minuto tienen más posibildades de éxito.

Estamos hoy sobre un campo de batalla, uno que hace 40 años vio y sufrió lo peor de la guerra“. – Presidente Ronald Reagan

Estoy hoy ante ti, como cabeza de una familia sumida en el dolor, en un país que está de luto, ante un mundo en estado de shock“. Conde Spencer, hermano de Lady Di.

Cada uno de estos comienzos nos hace inclinarnos hacia delante, aguzar los oídos y preguntarnos a donde quiere ir a parar el orador. Van directamente al grano y crean suspense, intriga y curiosidad.

2. Involúcralos: Ahora que ya has conseguido la atención de la audiencia con un impactante comienzo, háblales de sus objetivos, sus aspiraciones, sus inquietudes. Cicerón, uno de los oradores más grandes de la historia decía que “consolar y aliviar las inquietudes es la prueba del dominio de la técnica de un orador”, o lo que es lo mismo, se puede conseguir la atención si se le hace consciente a la audiencia de una necesidad que ya tienen, un asunto problemático o una amenaza a su bienestar.

Hay un claro ejemplo de esto en la campaña de publicidad “Ring Around de Collar” de 1968, en la que una ama de casa protegía el estatus social y la carrera de su marido mediante un producto (Wisk, Unilever) que era capaz de eliminar los restos de suciedad en el cuello de las camisas. De igual manera, una de las técnicas preferidas de muchos asesores y consultores es la MID: Miedo, Incertidumbre y Duda. Una buena ración de MID capta inmediatamente la atención del interlocutor o el espectador. Se trata de ese cosquilleo que viaja desde el pecho a la barriga.

3. Se concreto desde el principio: Utiliza un lenguaje que apele a los sentimientos. No aburras a la audiencia con argumentos abstractos o académicos. El “contar historias” es una manera poderosa de introducir un tema porque el ser humano está predispuesto a recibir información si ésta está hilada como si fuera un cuento.

Una vez, en un discurso sobre la conservación de espacios naturales dado en un barco sobre el río Hudson, Robert Kennedy señaló con su mano al sur: “Si miráis en esa dirección, veréis el canal que durante millones de años ha sido el área de desove de esturiones más grande del mundo“. Por supuesto, en el lugar que señalaba no se veía otra cosa que agua marrón contaminada, ni rastro de esturiones. Sin embargo, todos miraron imaginándose el espectáculo de millones de estos grandes peces subiendo el río Hudson en un inmenso chapoteo de aletas. Fue entonces cuando entró en los datos sobre el contaminado y malherido río.

4. Mantén el ritmo: No solo respecto del guión, sino de su desarrollo. Asegurate de que cada información que das se sustenta en la precedente. Cuando se está viendo una pelicula se pierde interés si no está sucediendo nada. Lo mismo ocurre en las novelas en las que el autor hace un alto unas páginas en la trama para recrearse describiendo algo. En realidad, y que nos perdone Azorín, lo que la gente quiere es acción, drama y suspense. De igual modo funciona para la audiencia, que está centrada en la trama, tiene poco tiempo y está orientada a resultados.

Piensa en la diferencia entre un río y un canal. El canal es rutinario y predecible, mientras que el río es dinámico y cambia constantemente. Asegurate de que en el hilo argumental siempre esté pasando algo, especialmente si la conferencia, charla o presentación es vía web, donde los receptores pueden distraerse con más facilidad.

5. Ve al grano: Uno de los grandes placeres de la audiencia es entender rápidamente lo que quieres transmitir. No los prives de ese placer dejándolo para el final. En una de sus conferencias sorbre por qué el marketing de productos técnicos eran demasiado importantes para dejarlo en manos de Marketing, Seth Godin, nada más empezar dijo: “El marketing de productos técnicos es demasiado importante para dejarlo en manos de Marketing“. Directo al grano, luego desarrolló la conferencia pero con la audiencia consciente de adonde quería llegar. Es aconsejable dar un solo punto y hacerlo lo antes posible, será el vehículo perfecto para llevarlos de la mano durante toda la charla.

6. Despierta emociones: El humor es inherentemente persuasivo. Le da al ponente una injusta ventaja porque puede cambiar literalmente la química del ambiente… y de la mente de los que escuchan. No se trata de soltar chistes si no eres un profesional del club de la comedia. Simplemente haz uso de tu sentido del humor y utilizalo cuando te venga a la mente de manera espontánea.

Confesar algo personal sobre tí también puede ayudar a la audiencia a conectar con tu exposición (sin llegar a los límites de Homer Simpson en el taller que pretendió impartir sobre vida matrimonial). Una importante directivo de una compañía multinacional confesó en un evento que había sido camarera, taxista y cocinera de comida rápida para poder pagar la universidad. Los allí presentes quedaron estupefactos, mientras ella remataba que con voluntad se puede conseguir todo lo que se desea.

7. Se interactivo: Los sociólogos han demostrado que una audiencia interactiva es más fácil de persuadir que una pasiva. En numerosas ocasiones, el toma y daca entre el ponente y los que atienden debe conseguirse a pesar de la reserva y la timidez de los presentes, animándolos a participar.

Podemos ver esto en los ritos religiosos en la liturgia de oración del pater y respuesta de los feligreses, o en las universidades, donde un buen profesor deberá sacar a los estudiantes de los monosílabos, para desinhibirlos y hacerlos participar. También se puede poner un ejemplo negativo para demostrar que la maldad no reside en las técnicas de comunicación sino en las personas. En los multitudinarios actos de la Alemania Nazi, cuando Hitler gritaba “Sieg”, los soldados respondían “Heil” levantando las manos.

8. Escribe encabezados claros: Cada encabezado de una diapositiva debe expresar una idea clara. La audiencia la asimilará y prestará atención al cuerpo de la misma para recabar datos que la sostengan.

Por ejemplo: “Podemos dominar el mercado” es un mejor encabezado que “Cuota de Mercado“. Es mejor porque implica acción y rebosa de contenido intelectual y emocional, que como ya hemos visto, predispone a prestar atención.

9. No lo alargues: términa antes de que dejen de escucharte. La mente no puede abosrber lo que el trasero no puede aguantar.

10. Se tú: La presencia de una persona en cualquier tipo de escenario, tanto si es en el suelo, en una pequeña sala de reuniones o en una palestra, se deja sentir. Inmediatamente predispone para prestar atención. Los espectadores interpretan cada cosa que el ponente hace: interpretan su cara, su estado, su postura y su voz. De hecho, la mente humana atribuye intención moral a las señales físicas que tengan el más mínimo indicio de una expresión emocional.

El problema es que la mente hace esto en cuestión de segundos, y el ponente necesitará algo más de tiempo. Además puede estar nervioso o no tener su mejor día, así que su habilidad técnica para captar y mantener la atención puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Captar la atención no es fácil, y hay muchos momentos en que la propia naturaleza de la cuestión hace imposible adquirirla sin un esfuerzo. En cualquier caso y en términos generales, uno estará encaminado hacia el éxito si su audiencia encuentra el contenido de sus intervenciones, y a él mismo, fascinantes.

via: INC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s