DECISIÓN EN UCRANIA – Ediciones Platea. Ya a la venta

Os presento uno de los mejores libros escritos sobre las operaciones militares llevadas a cabo en el frente del Este en el verano y otoño de 1943 durante la segunda guerra mundial. Además, tengo la satisfacción de haber realizado la traducción del mismo al español.

Decisión en Ucrania – Ediciones Platea

El autor, George M Nipe, es uno de esos investigadores que tirando de fuentes primarias, y documentación de las uniadades de combate, echa por tierra mucha de la información tenida como cierta hasta hace relativamente pocos años, como la desmitificación de la gran batalla de carros de combate de Prokhorovka. Os dejo un extracto de la Batalla de Kursk: […] Después de la confusión y de la carnicería producida en la batalla, en la que fue acreditado con la destrucción de catorce carros enemigos, Ribbentrop quedó sorprendido al descubrir que su compañía había escapado casi indemne a pesar de la gran cantidad de carros de combate soviéticos que habían rebasado la posición alemana.

Cuando el jefe del II SS-Panzerkorps, el Obergruppenführer Paul Hausser visitó el lugar del combate horas después marcó los carros soviéticos destruidos con tiza para poder contarlos con precisión. Había alrededor de cien T-34 destruidos en un solo paraje. El relato de Ribbentrop de lo sucedido apoya la conclusión de que el II SS-Panzerkorps no perdió una cantidad catastrófica de carros durante los combates del 12 de julio de 1943 y; por el contrario, infligió grandes pérdidas de blindados a los rusos durante la batalla de Prochorovka.

«Las perdidas sufridas por mi compañía fueron asombrosamente bajas. Las dos únicas unidades destruidas completamente fueron las que presencié al principio del ataque. Las otras dos compañías no tuvieron que lamentar la destrucción de ninguno de sus vehículos… En nuestra línea de resistencia principal había unos cien carros rusos destruidos» […]

Carro Tiger. Kursk

[…] A las 10:00 horas, los carros de combate de la división, seguidos de infantería convenientemente espaciada comenzaron el nuevo asalto precedidos por un bombardeo de artillería continuo. Los atacantes progresaban a escasos metros de donde iban cayendo los proyectiles, tratando de permanecer lo más cerca posible del fuego artillero. Los veteranos granaderos de las SS sabían que mientras más cerca estuvieran de la cortina de alto explosivo, mejor.

En teoría, los alemanes pretendían estar lo más cerca posible de las trincheras soviéticas cuando la artillería ya las hubiera barrido para poder llegar a la posición antes de que los rusos tuvieran tiempo de salir de sus búnkeres y guarnecer sus posiciones de tiro y los emplazamientos de ametralladoras. Aunque a veces este proceder causaba bajas por fuego amigo de su propia artillería, las tropas veteranas lo aceptaban como un mal menor antes que enfrentarse al fuego defensivo que se desataría como resultado de ir avanzando más distanciados de la cortina artillera.

Era de la mayor importancia disponer de artilleros experimentados que dispararan con precisión, colocando las concentraciones de proyectiles con exactitud y gestionando la cortina de fuego en coordinación con el progreso del asalto de la infantería. […]

Tiger. Kursk

Ya está disponible «Decisión en Ucrania» de George M. Nipe para poder comprarlo en la tienda online de Ediciones Platea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s