Subida de tipos: El Bueno, El Feo y El Malo

Bueno, ya están aquí. Se veía venir. Los países que hace 3 y 4 años se pusieron manos a la obra y acometieron reformas están hoy empezando a despuntar otra vez, entre ellos Alemania, que crece a un increible 4%. Con esas tasas de crecimiento empieza a imponerse una senda alcista de tipos (por estar en mínimos), que aunque a corto no sea muy agresiva, va a ser una realidad en los próximos meses. Pero esto es una historia que deberá ser contada en otra ocasión.

Tipos de Interés

Subida de Tipos de Interés

El caso es que tenemos al personal revolucionado en España. Los hay que dicen que la subida será nefasta, los hay que dicen que será benficiosa para nuestra economía, y los hay medio pensionistas.

Probablemente todos tengan razón y no la tenga ninguno. Aquí no hay medidas feas, buenas ni malas, hay inversores feos, buenos y malos, y según el rol que crea que tenga cada uno en esta escopeta nacional, así le irá la feria.

En la coyuntura actual la subida de tipos se hace necesaria para las necesidades macroeconómicas de los que tienen que tirar del carro. Y eso no es que nos quieran fastidiar, en realidad nos hemos fastidiado nosotros solitos, con el 97% de las hipotecas a interés variable, a 30 años y con precios sobrevalorados en más de un 40%.

El Bueno: la subida de tipos progresiva que vamos a presenciar (a ver donde llega), será sanadora para economía española, y por esa parte que nos toca, será benficioso. ¿Por qué? Porque obligará a deshacer las posiciones que en los momentos de euforia fueron malas inversiones y que lastran el normal funcionamiento de la economía. ¿Un ejemplo? El precio de los pisos

El Malo: todos aquellos que pidieron en los años locos financiación para proyectos ineficientes y poco productivos se verán obligados a asumir su pérdida y sanear sus balances. Esto significará la ruina de bastante gente, y a ellos obviamente les irá mal. Pero ese es el mundo real. Cuando se hacen operaciones, se asumen riesgos. Eso sí, me parece, y es mi opinión, que solo van a pagar los de siempre (al que le va a subir tanto la hipoteca que no podrá pagar el piso y se verá obligado a ponerlo en venta a un precio bastante inferior), y no aquellos otros que se encargaban de ofrecer el préstamo hipotecario, de tasar el piso un 30% por encima de su valor y de redondear el montante para que aún hubiera suficiente para que su desavisado cliente se pudiera comprar el A6. Éstos, que son algunos de los verdaderos culpables del desaguisado (los otros son los mecanismos de intervención, vulgo los que firman los billetes de curso legal)  se están yendo de rositas, cosa que vemos a diario en los telediarios.

El Feo: son las víctimas de la crisis, los que se ahogan por no poder captar financiación para alimentar su circulante, o los que la consiguen a tipos del 9%. O los que suspenden pagos porque las instituciones públicas llevan hasta años sin pagarles, o aquellos que ven como se eleva su cartera de morosos y no pueden hacer nada por evitarlo, cayendo finalmente en la quiebra.

La subida de tipos no es ni buena ni mala, pero empezará a poner a cada uno en su sitio, y eso, al menos, será un soplo de aire fresco para la economía… o quizás demasiado helado, ya veremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s