Más indicios de cesión de soberanía

Sorpresa! Hoy me desayuno con el siguiente titular de Eleconomista.es:

La idea de un bono común en la Eurozona toma fuerza por la crisis de deuda

De los tres caminos posibles que veíamos ayer para salir de este fregado, hay uno ya descartado, que es seguir como estamos y que la unión implosione. Los alemanes ya han soltado un globo sonda acerca de la posibilidad de instaurar dos monedas, pero yo me reafirmo en la cesión de soberanía, más aún teniendo en cuenta la posibilidad de emitir un eurobono.

Está claro que la unificación de los títulos de deuda es un paso más hacia la integración plena, ya que armonizaría las emisiones de deuda de los estados, pata fundamental de la política presupuestaria todavía en manos de los países, evitando los desmanes de los gobiernos “prodigos”,  la caida de confianza en títulos soberanos de determinados países y evitando ataques de “especuladores”.

Visto así queda muy bonito, pero si la medida se queda ahí el estado de las cosas no cambiará o emperorará. La armonización de las deudas públicas europeas en un eurobono solo traería opacidad y desconfianza a los mercados, pues se trataría de titulos “estructurados” (¿les suena a la crisis subprime americana?), es decir, representarían el valor de una mezcla de deudas sanas (como la alemana) y bonos basura (como los griegos), con la consiguiente falta de credibilidad que ello supondría. Se estaría debatiendo en qué condiciones se emitirían esos títulos:

“Desde AFME se apuntan varias posibilidades para el bono de la Eurozona. Se podría realziar un bono común a los 16 países; otro excluyendo a los países más grandes; un bono emitido sólo por aquellos que tuvieran triple A; o incluso letras a seis meses también del conjunto de los miembros.”

pero todo este mecanismo será en vano si en paralelo no se articulan políticas de armonización e integración fiscal de todos los países, es decir, la cesión de los instrumentos de política fiscal por parte de los estados a un ente superior supranacional, lo que supone que los estados ya no tendrán capacidad de decisión sobre los ingresos (impuestos-deuda) y los gastos (presupuestos-deficit). Solo en ese caso, con una política de gastos mesurada y acorde a las posibilidades de cada país será posible restablecer la confianza en los mercados y mantener el valor y el prestigio del euro. En definitiva, estamos hablando de la cesión de la política fiscal a un órgano superior europeo que dictará cuánto se tiene que ingresar y cuánto se tiene que gastar, siendo los gobernantes locales meros ejecutores de los presupuestos.

La creación de los Estados Unidos de Europa está cada vez más cerca. Como dicen en mi pueblo: a la fuerza ahorcan.


Anuncios

Un pensamiento en “Más indicios de cesión de soberanía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s